sábado, 30 de marzo de 2013

FAR-EP: Comunicado conjunto N° 13






Luego de una serie de reuniones en los días de Semana Santa, las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC-EP acordaron retomar las conversaciones la tercera semana de abril.

Con el propósito de "concluir el trabajo sobre los puntos de la Agenda de manera expedita y en el menor tiempo posible", como pactaron en el Acuerdo General del pasado mes de agosto, las delegaciones dedicaran la primera quincena de abril a trabajar por separado en los subtemas que restan del primer punto (Desarrollo agrario integral ) y a la realización de consultas con la Universidad Nacional y las Naciones Unidas el 5 de abril para la preparación del foro sobre participación política que se llevara a cabo el 28, 29 y 30 de abril en Bogotá.

Durante este tiempo los equipos técnicos de las dos delegaciones continuaran su trabajo conjunto. La Mesa retomara su ciclo normal la tercera semana de abril.

La Habana, Marzo 30 de 2013

jueves, 28 de marzo de 2013

¿QUÉ HAY DETRÁS DE LAS PELEAS CALLEJERAS ENTRE URIBE, PASTRANA Y SANTOS?


Desde el Exilio  en la Tierra de Sandino y Representada Dignamente por el Comandante Daniel Ortega Saavedra y su Pueblo Nicaragua!
Guerrilleras de las FARC-EP SUSANA Y DIANA!
QUE HAY DETRÁS DE LAS PELEAS CALLEJERAS ENTRE URIBE, PASTRANA  Y SANTOS?
QUE ES LO QUE VERDADERA MENTE ESCONDEN?
O ES QUE NO LES INTERESA  LA PAZ?  CON VERDERA JUSTICIA SOCIAL, PARA EL PUEBLO?

La Iniquidad de los soberbios  ex presidentes Narco Paramilitar UriHitler,  y compañía limitada Andrés Pastrana, vs  Juan Manuel Santos,  apoyados  en un sin número de auxiliares y ministros, se encuentran  en  enfrentamientos verbales,  utilizando un lenguaje callejero, con un tono  vulgar, y propio de guerreristas, que deja mucho que decir, y no es nada diplomático, propio de peleas de comadre, pero con la diferencia, que aquí  hay un interés personal, la jugosa cantidad de dinero que dejan las arcas del gobierno Colombiano, estos señores, lo que les interesa, es su beneficio personal,  que valiéndose de corrupción , chantajes y Falsos positivos, quieren desviar la atención de la realidad colombiana y esconder la problemática del país,  para quedarse con el botín que le pertenece al  honrado y valiente pueblo Colombiano.
Estos personajes siniestros la oligarquía rancia y ultraderechista de Colombia que  con trompetas de guerra,  cizaña, perfidia, son los mismos  frustrados, psicópatas, y despiadados,   que durante décadas desde 1964 empujaron a un puñado de campesinos a empuñar las armas para reclamar sus derechos que como ciudadanos nos negaron, y nos cerraron todas las posibilidades real de una salida   dialogada y pacífica de reivindicar lo que por años nos han quitado,  una paz con verdadera justicia social,  digna,  con  acceso a las tierras  para trabajar, alimentos, Vivienda , Salud, Educación de calidad,  (etc.).
Por eso es que existimos hoy por hoy las Farc-ep verdadera  alternativa de cambio,  con un modelo  justo, social, que  beneficia al pueblo, ofrece equidad, y todas las garantías de seguridad  que necesita Colombia para avanzar, en  el desarrollo del país.
De ahí es que se deriva la desesperación de estos ex presidentes, encabezado por el señor de la guerra,  el loco, Uribe y sus compinches,  que jamás han brindado políticas coherentes y eficientes para el país, por el contrario, lo que provocaron fue un  conflicto interno social y armado.  Que lleva más de 50 años, en el país Sur americano.  Y aún no lo han podido solucionar.
Las FARC-EP,  hoy estamos con la frente en alto representando  a todos los sectores que quieren el cambio y sueñan con la tan anhelada paz, pero una paz  no a cualquier precio sino con plenas garantías de palabras  y de acción Justa, para todos,  nuestra  voz es una sola, y es por ello que nuestros  representantes  en los diálogos, que se están llevando a cabo en la tierra de Martí,  la Habana (Cuba).   Lo hacen de manera eficaz,  sin desviarnos de lo que verdaderamente es el clamor y el sentir del pueblo,  y sin perder nuestro objetivo la lucha del poder para el pueblo, con propuestas claras, y transparentes sin nada que esconder, y porque queremos realmente un cambio. Esto es lo que nos diferencia de los señores de la guerra antes mencionados Uribe y compañía.
Nuestra invitación es para el pueblo Colombiano y todos los sectores amantes del desarrollo, de la paz, es estar alerta, y no se dejen envolver por los guerreristas de cuello blanco, que están buscando lo que sea para acabar con los diálogos,  y desviar la atención, de este magno  e importante proceso de diálogos. Tengamos en cuenta  que  la derecha solo le interesa el negocio de la guerra, y tener al país sumido en la miseria, el dolor, y el luto.
Y a diario Buscan   pretextos y demás, para truncar el sueño de Bolívar, Marulanda entre otros héroes Latinoamericanos, y caribeños, Por La Nueva Colombia, La  Patria Grande,  y el Socialismo.
 Animo queridos compatriotas, apoyemos los diálogos de paz, que nuestra organización y el actual presidente Santos, tienen,  no  dejemos que afanes electoreros, entre otros, acaben con la esperanza de todo un país.
Ustedes pueblo Colombiano,  son los verdaderos protagonistas  de este momento histórico para el país.  Una Paz mal construida,  es peor que la guerra misma!

Vivan Las Farc-Ep
Viva el Pueblo Colombiano
Vivan nuestros Héroes y Mártires
Desde el Exilio  en la Tierra de Sandino y Representada dignamente por el Comandante Daniel Ortega Saavedra.
Guerrilleras de las FARC-EP SUSANA Y DIANA!

martes, 26 de marzo de 2013

Saludo de la Delegación de Paz de las FARC-EP al Tercer Encuentro Nacional de las Zonas de Reserva Campesinas




"Primero el suelo nativo que nada; él ha formado con sus elementos nuestro Ser; nuestra vida no es otra cosa que la esencia de nuestro pobre país..."

Simón Bolívar


Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo, saludan con profundo sentimiento de patria y soberanía a los asistentes al Tercer Encuentro Nacional de Zonas de Reserva Campesina y expresan su gratitud por la invitación que ANZORC ha hecho a la Mesa de Diálogos de la Habana, para asistir a tan importante certamen que sin duda entregará a nuestro país las mejores iniciativas y propuestas que conduzcan a la transformación rural y agraria estructural que contribuya a la fundación de la justicia social y a la conquista de La Paz estable y duradera, que con fervor anhela nuestro gente más humilde y trabajadora.

Con detenimiento han estudiado las FARC-EP las propuestas que desde la Colombia profunda y olvidada por las élites gobernantes, han generado con creatividad y esperanza los campesinos, los indígenas, las comunidades afro-descendientes, palenqueros, pueblos de composición inter-étnica e intercultural, encaminadas a superar las profundas desigualdades que caracterizan la tenencia y el uso de la tierra en nuestro país, y que son causa fundamental de la miseria que padecen las mayorías y de la confrontación social y militar que nos desangra por cuenta del régimen.

Queremos hoy reiterarles que con las propuestas de nuestros compatriotas del campo, entre las que se encuentran las de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina, hemos organizado y presentado para la discusión con el gobierno, gran parte de nuestros planteamientos, retomando ante todo las preocupaciones sobre la depredación de la naturaleza, el inadecuado uso y abuso del territorio nacional que imponen la praderización de la ganadería extensiva, la existencia pertinaz de los monopolios latifundistas, la extranjerización del territorio, el traslape del mapa minero-energético sobre la tierra de vocación forestal y agrícola, lanzándonos hacia el caos de la destrucción ambiental.

Podemos decir con sinceridad y orgullo, entonces, que es con ustedes, con nuestro pueblo, con la voz de los desposeídos, que estamos asumiendo la lucha política por La Paz con justicia social que significan los diálogos que se desenvuelven en la Habana y los diversos certámenes de participación ciudadana organizados por las comunidades para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Dentro de esa ruta, retomamos el sentimiento de las mayorías que claman por una reforma agraria profunda, estructural, integral, que dignifique la vida de las pobrerías del campo y la ciudad elevando sus derechos al carácter constitucional, que garantice su pleno desenvolvimiento político mediante la descentralización administrativa de sus territorios, propicie la soberanía alimentaria de nuestra nación y el desarrollo sostenible en equilibrio con la naturaleza que ustedes abanderan.

De manera especial reconocemos en el movimiento campesino un componente principalísimo para emprender la democratización y la reconstrucción de nuestra república bajo consignas de equidad, ejercicio pleno de los derechos fundamentales y la libertad. En tal sentido creemos prioritario atender con urgencia a las solicitudes que históricamente han levantado en función de la restitución y la redistribución de la tierra, en las proporciones legítimas de sus propuestas, incluyendo la reparación integral de todos los daños que por el conflicto, el despojo y el abandono impuestos por el Estado, padecen más de treinta millones de colombianos hoy sumergidos en la miseria.

Las Zonas de Reserva Campesina son sin duda escenarios nacidos de auténticos procesos organizativos agrarios que expresan genuinamente los intereses de inmensas masas empeñadas en tener la tierra para trabajarla con honestidad, para protegerla con amor y preservarla pensando en las generaciones venideras. De tal manera que quienes desde el alto gobierno y fuera de él se empeñan en estigmatizarlas, demonizarlas, obstruir su nacer constante, su fortalecimiento, su desarrollo y presencia en condiciones de justicia social y paz, no hacen sino negarle sus más sentidos derechos a quienes realmente más merecen de la solidaridad y la generosidad nacional.

Los guerrilleros de las FARC, nos sumamos al coro que exige la formalización de las 9.5 millones de hectáreas de tierra que comprenden los nuevos procesos de formación de las Zonas de Reserva Campesina, el cumplimiento sin dilaciones del proceso administrativo de constitución e impulso de diversas zonas específicas como la del Catatumbo o la del Lozada-Guayabero entre tantas otras, y los acuerdos y compromisos, que es lo menos que el gobierno debe realizar, levantando además el veto inquisidor y los planes de guerra que el Ministerio de Defensa sostiene contra su existencia.

Este es un evento de pueblo, de pueblo que clama justicia como insumo esencial de paz. Nosotros hemos dicho que para construir La Paz hay que escuchar al pueblo, al soberano, al constituyente primario, lo cual quiere decir que ustedes deben ser escuchados. Esa es nuestra visión y por ello no podemos menos que desear éxito a este encuentro y a la magnánima causa que representan, más cuando son ustedes quienes con el sudor y sus manos, sagradas manos labriegas, hacen que la madre tierra nos dé sus más generosos frutos, que definitivamente constituyen el mejor tesoro que tiene la patria y que nosotros tenemos el compromiso inclaudicable de defender de la codicia capitalista jurando todo nuestro pleno amor y batallar, hasta las últimas consecuencias.

Repetimos con determinación que en nuestras iniciativas de cierre de frontera agrícola, zonificación ambiental y construcción catastral, entre otros, tal como antes se ha manifestado, defenderemos la participación de las comunidades rurales en la toma de decisiones, siempre observando en darle prioridad a los intereses sociales, al desarrollo sostenible, a la protección ambiental y la producción alimentaria soberana, dentro de una concepción de amor y equilibrio con la naturaleza.

Que todas las bienaventuranzas y bendiciones sean con ustedes campesinos, labradores de la patria, a quienes la providencia les ha entregado la sublime misión de saciar el hambre de los pueblos, pero en vida digna.

Fraternalmente, compatriotas

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP.


--
Publicado por FRENTEAN para Frente Antonio Nariño FARC-EP el 3/26/2013 06:01:00 a.m.

¡Manuel Vivo!








"17 veces ya, nos han dicho que murió y no pueden explicar que esté más vivo que el sol".
De una canción popular.
Compatriotas:
Este 26 de marzo, al conmemorar el V aniversario de la muerte de nuestro Comandante en Jefe, Manuel Marulanda Vélez ,a la vez que rendimos homenaje a su memoria y en ella a todos los guerrilleros y guerrilleras que han caído en esta larga lucha por la verdadera democracia, la justicia social y la plena soberanía para Colombia, ratificamos nuestro indoblegable compromiso de dar hasta el último aliento de la vida por alcanzar esos nobles ideales por los cuales luchó a lo largo de su existencia el legendario e invicto Comandante de guerrillas. Su entrega y compromiso hasta la muerte por conquistar una sociedad más justa, son ejemplo para las futuras generaciones. Manuel Marulanda fue uno de esos hombres que terminan viviendo para siempre porque su titánica lucha sobrepasa los límites de la existencia física, quedando grabada en la memoria de los pueblos.
Su vida dedicada por entero a la brega revolucionaria, refleja como ninguna otra, la estoica resistencia campesina al despojo de sus tierras mediante la violencia latifundista que envuelve a Colombia desde los propios orígenes de la nación y que todavía hoy continúa enseñoreándose de los campos, para vergüenza de las castas dominantes. Su obra, la creación de un ejército popular guerrillero forjado al calor del enfrentamiento a decenas de operaciones militares de exterminio que no han logrado mellar nunca la decisión del campesinado de luchar hasta ver cumplidas sus aspiraciones. Deuda histórica que habrá que saldar si de verdad se quiere alcanzar la paz para nuestro país por la vía de un entendimiento y es por esto que dentro de ese espíritu declarado por el Presidente Santos, no se entiende el calificativo de "Republiquetas independientes" dado por el Ministro de agricultura a las Zonas de Reserva Campesina, creadas por una ley de la república. Con ese mismo argumento, en 1964 el entonces Senador Álvaro Gómez Hurtado, copartidario del ministro, comenzó la campaña para ambientar la agresión militar del régimen contra la región agraria de Marquetalia, que dio origen a las FARC; abriéndose un capítulo de violencia y terrorismo estatal, con la consecuente respuesta organizada de los labriegos, que hoy, 49 años después continúa y que estamos precisamente tratando de cerrar por la vía del diálogo civilizado en La Habana, sobre la base de dar solución a los problemas que lo originaron, entre ellos el de tierra para los campesinos y su reivindicación socioeconómica y política al lado de las comunidades indígenas y negritudes, como lo recomienda la Organización de las Naciones Unidas, de las que Colombia hace parte; pero cuyo complimiento choca de frente con los planes gubernamentales que apuestan a los grandes proyectos agroindustriales y minero-energéticos, que requieren para su materialización un campo sin campesinos.
Tal vez por eso la molestia del ministro con las zonas de reserva campesina, y sin embargo, antes de enojarse, debería repasar un poco la historia de Colombia; quizás logre comprender que esa arrogancia; ese desprecio de los sectores dominantes hacia las masas que laboran y producen con su trabajo la riqueza nacional; esa otra forma de violencia que es la exclusión y la marginalidad, hacen parte de la causas que han generado y alientan la tenaz resistencia popular, de la cual hace parte la lucha guerrillera, la que no desaparecerá mientras persistan las causas que la han originado, entre ellas la violencia ejercida desde el poder, porque para acabarla no bastan las iras de unos cuantos burócratas, ni los inflados partes militares, ni las fantasiosas cifras de prisioneros, desmovilizados y desertores que cada cierto tiempo pasan los flamantes generales y ministros de turno. Baste recordar, cómo quienes hoy son nuestro interlocutores en La Habana, hace tan solo 5 años, incluido el propio Juan Manuel Santos, entonces Ministro de Defensa, en medio de la euforia que les produjo el asesinato aleve de Comandante Raúl Reyes en territorio ecuatoriano, la mano cercenada al cadáver del Comandante Iván Ríos y el fallecimiento del Camarada Manuel, se apresuraron a decretar nuestra pronta desaparición. "El fin del fin", fue la frase acuñada por un general cuyo nombre muy pocos recuerdan.
"No nos pueden explicar por qué en la selva y los ríos Manuel va peleando vivo, si tantas veces murió, Manuel permanece vivo".
Si algo de sensatez hubiese en los gobernantes colombianos, no deberían desoír los justos reclamos del campesinado y de otros muchos sectores de la sociedad; suficiente sería, como botón de muestra, lo que está aconteciendo en el momento actual con la economía nacional y la agitada situación social que se vive, para de una vez cambiar el rumbo y tomar distancia de los dictados imperiales que nos obligan a andar con los ojos vendados por un sendero que sin ninguna duda nos llevará a la ruina como lo testifica la parálisis de la industria manufacturera y la crisis del sector agropecuario que nos obliga a importar más de 10 millones de toneladas de alimentos, incluyendo arroz y café.
Estos hechos, decimos, bastarían para cambiar de rumbo; pero fiel a sus antipatrióticos intereses, la clase dominante se empeña en continuar adelante con un modelo que rellena de dólares sus bolsillos, a la vez que amarra la nación a la insaciable voracidad de los grandes consorcios minero-energéticos y de los agro-negocios para la explotación intensiva y extensiva de los recursos naturales a la vez que pisotean los más elementales derechos de las comunidades que habitan esos territorios, se arrasa el medio ambiente, se atenta contra la biodiversidad y se altera gravemente el equilibrio de los ecosistemas, afectando de tal manera las condiciones socio-ambientales de las regiones que no es una exageración decir que de continuar adelante con dicho modelo, en pocos años tendremos por suelo patrio extensos desiertos y un sinnúmero de agujeros donde antes dormían su sueño milenario invaluables riquezas que debieron servir para enrumbar a Colombia por el camino del desarrollo, pero en cambio fueron feriadas al mejor postor por parte de la una minoría indolente con el destino de la nación, lo que con sobradas razones alienta cada día que nuevos sectores salgan exigir el cambio del modelo económico.
"Si tantas veces murió por qué cada que aparece, lleva a su lado más gente, Manuel guerrillero vivo".
Necesidad aún más palpable si tenemos en cuenta la crisis estructural del sistema vigente puesta en evidencia en las grandes economías del denominado primer mundo, y que en el caso colombiano se expresa en el desmantelamiento de la incipiente industria nacional y la muerte anunciada del sector agropecuario, consecuencia directa de los acuerdos de libre comercio firmados con diversos países, mientras se privilegia la economía extractiva de bienes primarios proyectando un falso crecimiento económico, insostenible en el largo plazo por tratarse de recursos no renovables y sujeto al capricho del valor de dichos bienes en los mercados internacionales, y que para el momento ya tiene al sector exportador en aprietos ante la revaluación del peso y el consiguiente aumento del desempleo, mal disimulado tras fantasiosas cifras del gobierno que en realidad lo que muestran es cómo crece cada día el número de colombianos que deben rebuscarse la vida en la llamada economía informal. Para no mencionar la corrupción desatada en torno a la privatización de la salud y la contratación pública manejada a su antojo por los beneficiarios del modelo.
Es esta realidad, la que hace que cada día sean más y más los conflictos sociales que estallan y que reflejan el estado de cosas en que se debate la sociedad colombiana: Paran y protestan los cafeteros, los transportadores, los trabajadores universitarios, los corteros de caña, los arroceros, los cacaoteros, los trabajadores del cerrejón, los estudiantes universitarios, los jueces, el magisterio, los usuarios de servicios públicos y se movilizan comunidades enteras contra la locomotora minera que amenaza los territorios en los que sobrellevan su existencia abandonados a su suerte por un Estado policial que solo se acuerda de ellos para reprimirlos a físico garrote; inveterada costumbre de los sucesivos gobiernos, que hacen oídos sordos de los justos reclamos de la población, mientras se empecinan en mantener y profundizar el modelo económico, verdadera causa de las penalidades de los colombianos del común; lo que al final no hace más que aumentar el fermento social que alienta las protestas de distintos sectores a las que se responde con leyes como la de seguridad ciudadana o ley de "manos libres" para que la fuerza pública pueda reprimir y los jueces penalizar las protesta social, tras las cuales siempre terminan por descubrir el fantasma de las FARC.
"Todos los días lo matan y no pueden explicar, que al otro día aparezca con más ganas de pelear
Con más ganas de ganar".
Dentro de este marco, no es para nada realista pretender que las conversaciones entre gobierno e insurgencia, para poner fin al conflicto y sentar las bases de una paz estable y duradera, no toquen para nada el modelo económico, el carácter del régimen y las principales políticas del gobierno; pero además trasluce la pequeñez y la recortada idea que tiene la clase dominante, como una fijación, de lo que es la paz de la nación: Rendición incondicional de las guerrillas, entrega de las armas, sometimiento a sus políticas, todo a cambio de dos o tres puestos en el Congreso, el paseo por unos meses de un comandante en el cargo de ministro de trabajo o de salud, unas cuantas promesas y hasta unos años de cárcel para los principales líderes de la insurgencia nos anuncian y listo.
¿Ingenuidad o cinismo? Tal vez las dos cosas. Ingenuidad porque terminaron creyendo sus propias mentiras y soñaron con llevar a la Mesa, una guerrilla derrotada, desconectada de la realidad, carente de propuestas e iniciativa política. Cinismo porque pretenden descargar sobre los hombros de la insurgencia la responsabilidad del conflicto, presentando al Estado terrorista como víctima y la resistencia popular como victimario.
Por nuestra parte, fieles a lo que ha sido y será siempre nuestro destino histórico, proclamado por los legendarios marquetalianos en el programa agrario de los guerrilleros, reiteramos nuestra decisión de luchar hasta alcanzar el poder para el pueblo colombiano; independientemente de la vía por la cual nos toque adelantar esa lucha. Si en la Mesa de La Habana logramos acuerdos ciertos que abran la posibilidad real de entrar a disputar el poder político a la oligarquía por medios no violentos, con plenas garantías para el ejercicio de la oposición revolucionaria al régimen, estamos dispuestos a dar ese paso, con la misma firmeza y decisión con que hemos enfrentado la guerra que nos fue impuesta; comenzando por un cese al fuego bilateral y definitivo que genere un mejor ambiente para el desarrollo de los acuerdos, teniendo claro que no se trata de negociar gabelas y prebendas para los insurgentes, se trata de abrir espacios para la participación política democrática al conjunto de la sociedad, algo que va más allá de las solas garantías para la actividad electoral, dentro de un nuevo sistema que erradique los vicios y limitaciones del vigente y que implica abordar temas fundamentales que atañen a todos los colombianos como la militarización de la vida nacional, la doctrina de seguridad del Estado, la plena vigencia de los derechos humanos, la penalización de la protesta social, acceso a los medios de comunicación, esclarecimiento de los responsables de la creación, financiación y protección de los grupos paramilitares y desmantelamiento de dichos grupos, excarcelación de los prisioneros de guerra y políticos, incluida la repatriación de los combatientes extraditados y reconocimiento pleno de los derechos de las víctimas del conflicto, entre otros temas. Acuerdos que por su transcendencia, profundidad e importancia para el futuro de Colombia, deben ser refrendados por una Asamblea Nacional Constituyente, de carácter popular que les imprima el sello de su aprobación como voluntad última del pueblo soberano.
Lograr superar un conflicto que lleva medio siglo, es un propósito de alcance y dimensiones históricas, lograrlo implica despojarse de mezquindades, asumir responsabilidades, poner en el centro y en lo alto el más grande y más caro de todos los intereses nacionales, la paz con justicia social para nuestro pueblo. Con esa convicción llegamos a La Habana y con la misma ha venido trabajando de manera juiciosa nuestra delegación allí destacada. Valoramos altamente el trabajo realizado por las partes y consideramos de gran importancia los borradores construidos de manera conjunta sobre temas del primer punto de la agenda, clara demostración de que es posible alcanzar acuerdos entre las partes enfrentadas; por lo mismo, consideramos que un propósito nacional de tal significación y trascendencia para toda la nación no puede estar sujeto a los vaivenes de la política electoral, a veleidades personales, a presiones de grupos minoritarios por poderosos que sean, a limitaciones de tiempo y plazos perentorios que no consultan la realidad. Por esos caminos andan los enemigos del proceso, mantenerlo a salvo es tarea de todos los colombianos sin distingos y la forma de lograrlo es defender la existencia de la Mesa y lo alcanzado hasta ahora, con la masiva vinculación de los distintos sectores que anhelan la paz y el progreso de la patria, de todos aquellos interesados en participar de la discusión de los temas, abriendo espacios para esa participación e impulsando todo tipo de iniciativas que busquen rodear el proceso y continuar avanzando sin vacilaciones en la construcción de acuerdos, a pesar de las voces que se empeñan en impedir su avance, algunas veces de manera incomprensible desde el interior del propio gobierno. Ese es el camino más sensato. Lo otro sería matar las esperanzas de millones de compatriotas y con ellas la posibilidad de un futuro cierto para las próximas generaciones de colombianos.
"Manuel permanece vivo llevando hacia la ciudad toda su selva y sus ríos".
En vida de los camaradas Manuel y Jacobo, comentaban cómo semanas antes de iniciarse la agresión a Marquetalia, se dirigieron por medio de cartas públicas a los diversos sectores de la opinión nacional e internacional, para tratar de impedir la ofensiva militar del régimen previendo la tragedia que podría desatarse y sin embargo, a pesar del pronunciamiento de múltiples sectores y personalidades, entre los que destaca el del Padre Camilo Torres, no se escucharon esos llamados y por el contrario, obedeciendo dictados de intereses extranjeros y atendiendo la histeria de un pequeño grupo de oligarcas se precipitó la operación militar con los resultados conocidos. Años después en una de las tantas reuniones de las que se adelantaron en el Caguán, con la participación del Camarada Manuel, relataba cómo las demandas de los campesinos de Marquetalia, hubiesen podido ser resueltas por el Estado a un bajo costo en recursos de la época y un poco de tolerancia para con las ideas políticas revolucionarias de los campesinos allí asentados. Capítulos de nuestra historia que bien vale la pena tener en cuenta.
Este 26 de marzo, día del V aniversario del fallecimiento del Comandante en Jefe, camarada Manuel; nosotros, herederos del legado de los hombres y mujeres de Marquetalia, de su coraje, decisión y firmeza que bajo el mando de Manuel y Jacobo sentaron las bases del ejército del pueblo que son hoy las FARC, podemos declarar con orgullo y plena confianza en el futuro, ante nuestros compatriotas y el mundo entero, que seguiremos manteniendo en alto la bandera de la lucha por paz con justicia social para nuestro pueblo hasta que sea una realidad.
"Manuel que no morirá aunque lo maten un día, pues nadie puede matar la luz, el aíre o la vida"
¡Viva la memoria del Comandante Manuel Marulanda Vélez!
¡Hemos jurado vencer y venceremos!
Montañas de Colombia, marzo 26 de 2013.
Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP.


--
Publicado por FRENTEAN para Frente Antonio Nariño FARC-EP el 3/26/2013 06:07:00 a.m.

 


domingo, 24 de marzo de 2013

Saludo al Tercer Encuentro Nacional de Zonas de Reserva Campesina

Comandantes Jesús Santrich, Iván Márquez, Rodrigo Granda





"Primero el suelo nativo que nada; él ha formado con sus elementos nuestro Ser;
nuestra vida no es otra cosa que la esencia de nuestro pobre país..."


Simón Bolívar

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo, saludan con profundo sentimiento de patria y soberanía a los asistentes al Tercer Encuentro Nacional de Zonas de Reserva Campesina y expresan su gratitud por la invitación que ANZORC ha hecho a la Mesa de Diálogos de la Habana, para asistir a tan importante certamen que sin duda entregará a nuestro país las mejores iniciativas y propuestas que conduzcan a la transformación rural y agraria estructural que contribuya a la fundación de la justicia social y a la conquista de La Paz estable y duradera, que con fervor anhela nuestro gente más humilde y trabajadora.

Con detenimiento han estudiado las FARC-EP las propuestas que desde la Colombia profunda y olvidada por las élites gobernantes, han generado con creatividad y esperanza los campesinos, los indígenas, las comunidades afro-descendientes, palenqueros, pueblos de composición inter-étnica e intercultural, encaminadas a superar las profundas desigualdades que caracterizan la tenencia y el uso de la tierra en nuestro país, y que son causa fundamental de la miseria que padecen las mayorías y de la confrontación social y militar que nos desangra por cuenta del régimen.

Queremos hoy reiterarles que con las propuestas de nuestros compatriotas del campo, entre las que se encuentran las de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina, hemos organizado y presentado para la discusión con el gobierno, gran parte de nuestros planteamientos, retomando ante todo las preocupaciones sobre la depredación de la naturaleza, el inadecuado uso y abuso del territorio nacional que imponen la praderización de la ganadería extensiva, la existencia pertinaz de los monopolios latifundistas, la extranjerización del territorio, el traslape del mapa minero-energético sobre la tierra de vocación forestal y agrícola, lanzándonos hacia el caos de la destrucción ambiental.

Podemos decir con sinceridad y orgullo, entonces, que es con ustedes, con nuestro pueblo, con la voz de los desposeídos, que estamos asumiendo la lucha política por La Paz con justicia social que significan los diálogos que se desenvuelven en la Habana y los diversos certámenes de participación ciudadana organizados por las comunidades para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Dentro de esa ruta, retomamos el sentimiento de las mayorías que claman por una reforma agraria profunda, estructural, integral, que dignifique la vida de las pobrerías del campo y la ciudad elevando sus derechos al carácter constitucional, que garantice su pleno desenvolvimiento político mediante la descentralización administrativa de sus territorios, propicie la soberanía alimentaria de nuestra nación y el desarrollo sostenible en equilibrio con la naturaleza que ustedes abanderan.

De manera especial reconocemos en el movimiento campesino un componente principalísimo para emprender la democratización y la reconstrucción de nuestra república bajo consignas de equidad, ejercicio pleno de los derechos fundamentales y la libertad. En tal sentido creemos prioritario atender con urgencia a las solicitudes que históricamente han levantado en función de la restitución y la redistribución de la tierra, en las proporciones legítimas de sus propuestas, incluyendo la reparación integral de todos los daños que por el conflicto, el despojo y el abandono impuestos por el Estado, padecen más de treinta millones de colombianos hoy sumergidos en la miseria.

Las Zonas de Reserva Campesina son sin duda escenarios nacidos de auténticos procesos organizativos agrarios que expresan genuinamente los intereses de inmensas masas empeñadas en tener la tierra para trabajarla con honestidad, para protegerla con amor y preservarla pensando en las generaciones venideras. De tal manera que quienes desde el alto gobierno y fuera de él se empeñan en estigmatizarlas, demonizarlas, obstruir su nacer constante, su fortalecimiento, su desarrollo y presencia en condiciones de justicia social y paz, no hacen sino negarle sus más sentidos derechos a quienes realmente más merecen de la solidaridad y la generosidad nacional.

Los guerrilleros de las FARC, nos sumamos al coro que exige la formalización de las 9.5 millones de hectáreas de tierra que comprenden los nuevos procesos de formación de las Zonas de Reserva Campesina, el cumplimiento sin dilaciones del proceso administrativo de constitución e impulso de diversas zonas específicas como la del Catatumbo o la del Lozada-Guayabero entre tantas otras, y los acuerdos y compromisos, que es lo menos que el gobierno debe realizar, levantando además el veto inquisidor y los planes de guerra que el Ministerio de Defensa sostiene contra su existencia.

Este es un evento de pueblo, de pueblo que clama justicia como insumo esencial de paz. Nosotros hemos dicho que para construir La Paz hay que escuchar al pueblo, al soberano, al constituyente primario, lo cual quiere decir que ustedes deben ser escuchados. Esa es nuestra visión y por ello no podemos menos que desear éxito a este encuentro y a la magnánima causa que representan, más cuando son ustedes quienes con el sudor y sus manos, sagradas manos labriegas, hacen que la madre tierra nos dé sus más generosos frutos, que definitivamente constituyen el mejor tesoro que tiene la patria y que nosotros tenemos el compromiso inclaudicable de defender de la codicia capitalista jurando todo nuestro pleno amor y batallar, hasta las últimas consecuencias.

Repetimos con determinación que en nuestras iniciativas de cierre de frontera agrícola, zonificación ambiental y construcción catastral, entre otros, tal como antes se ha manifestado, defenderemos la participación de las comunidades rurales en la toma de decisiones, siempre observando en darle prioridad a los intereses sociales, al desarrollo sostenible, a la protección ambiental y la producción alimentaria soberana, dentro de una concepción de amor y equilibrio con la naturaleza.

Que todas las bienaventuranzas y bendiciones sean con ustedes campesinos, labradores de la patria, a quienes la providencia les ha entregado la sublime misión de saciar el hambre de los pueblos, pero en vida digna.

Fraternalmente, compatriotas

Delegación de Paz de las FARC-EP

Fuente: http://pazfarc-ep.blogspot.com.es/2013/03/comunicados-saludo-delegacion-paz-farc-ep-tercer-encuentro-nacional-zonas-reserva-campesina.html


--
Publicado por Cambio Total en CambioTotalRevista el 3/24/2013 01:23:00 a.m.

viernes, 22 de marzo de 2013

Video sobre Manuel Marulanda en su quinto aniversario de ausencia física

 




ANNCOL / En el siguiente video, las FARC-EP hacen un homenaje al fundador de la insurgencia Fariana en su quinto aniversario de ausencia físcia. El video esta hecho por la Companía Víctor Saavedra del Bloque Occidente de las FARC.

Héroe insurgente de la Colombia de Bolívar
Por la Companía Víctor Saavedra
Video en homenaje al Comandante en Jefe Manuel Marulanda Vélez (12 de mayo de 1930 - 26 de marzo de 2008), realizado en las montañas del centro y norte del Valle del Cauca por la Companía Víctor Saavedra de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo [FARC-EP].
En tributo a su legado revolucionario y lucha guerrillera en favor de las clases menos favorecidas, el 26 de Marzo fue declarado como el Día del Derecho Universal de los Pueblos a la Rebelión Armada.
!Viva Manuel Marulanda Vélez¡ !Héroe insurgente de la Colombia de Bolívar¡

Las FARC presentan "Nueve propuestas mínimas para la reafirmación de la soberanía frente al capital transnacional"



La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, marzo 21 de 2013
 


Nueve propuestas mínimas para la reafirmación de la soberanía frente al capital transnacional 

Teniendo en cuenta los efectos negativos de los tratados de libre comercio y, en general, de las regulaciones de comercio, inversiones, servicios, propiedad intelectual y de solución de controversias, sobre el campo colombiano, y con la finalidad de rescatar y reafirmar la soberanía nacional, y de contribuir a garantizar la soberanía alimentaria y mejorar sustancialmente las condiciones de nutrición y alimentación de la población, de proteger y estimular la producción nacional y, en especial, de propiciar la estabilidad y la sostenibilidad de la sociedad rural, en general, y, en especial de las economías campesinas, se formulan las siguientes nueve propuestas:

1. Denuncia o revisión de tratados de libre comercio 

Los tratados de libre comercio suscritos por el Gobierno colombiano con gobiernos extranjeros serán denunciados, o en su defecto revisados, si a ello hubiere lugar.


2. Denuncia o revisión de acuerdos de protección y promoción recíproca de inversiones 

Los acuerdos de protección y promoción recíproca de inversiones firmados por el Gobierno colombiano con Gobiernos extranjeros serán denunciados, o en su defecto revisados, si a ello hubiere lugar. 


3. Solución de controversias en la jurisdicción nacional 


Las controversias derivadas de tratados o acuerdos de libre comercio o inversión serán resueltas en la jurisdicción nacional. Por tanto, el país será retirado del Centro Internacional del Arreglo de Diferencias relativas a Inversión, CIADI, del Banco Mundial. En general, se desestimará la solución de controversias a través de instancias de arbitramento privado internacional. 


4. Prohibición de la extranjerización de la tierra 


Se prohibirá la compra de tierras en grandes extensiones por parte de empresas transnacionales. Se podrán considerar excepciones, estableciendo límites a tales compras. En ningún caso se podrá afectar la soberanía alimentaria. Se desestimará toda compra destinada a proyectos de agrocombustibles, o que implique cambios en el uso de la tierra distintos a los agrícolas. 


5. Regulaciones especiales contra el acaparamiento y la especulación financiera 


Se establecerán regulaciones especiales para impedir el acaparamiento de tierras en manos de empresas transnacionales, o de grupos económicos, o de grandes empresarios nacionales, o de alianzas o asociaciones entre ellos. De manera especial, se implementarán medidas contra la especulación financiera de la tierra y el territorio. No se permitirá el derecho de superficie. 


6. Protecciones especiales a la propiedad intelectual de las comunidades rurales 


La propiedad intelectual de las comunidades rurales, campesinas, indígenas y afrodescendientes gozará de protecciones especiales. Los conocimientos y saberes sobre la producción agrícola, el relacionamiento con la naturaleza, la biodiversidad y sus usos, así como las semillas nativas, serán protegidos frente a las pretensiones de apropiación y privatización por parte de empresas transnacionales. 


7. Prohibición del uso de transgénicos y sustitución de agroquímicos 


Se prohibirá el uso de transgénicos y paquetes tecnológicos impuestos por transnacionales de los agronegocios, considerando sus efectos nocivos sobre la salud humana. Los agroquímicos serán sustituidos gradualmente hasta su prohibición con el fin de promover una producción agrícola ambientalmente sostenible. 


8. Fomento a la integración regional 


Se fomentarán procesos de integración en América Latina y el Caribe que contribuyan a la soberanía alimentaria de la Región, y estimulen la producción y el abastecimiento regional de alimentos. Se propiciarán relacionamientos y encadenamientos productivos entre las comunidades campesinas de la Región, en el entendido que la integración es sobre todo de los pueblos. 


9. Incentivos y protecciones especiales frente a los efectos de los TLC 


Mientras se surten los efectos de la denuncia, o revisión de los tratados de libre comercio, se pondrán en marcha medidas de incentivo, protección y subsidio a la producción interna de alimentos y, en especial, a la producción campesina, indígena y afrodescendiente. 


DELEGACION DE PAZ DE LAS FARC-EP

Gobierno y las FARC ya estan preparando el 2o punto de la agenda de Paz en la Habana e invitan al pueblo de participar en un nuevo foro en Bogota


Comunicado Conjunto # 12

La Habana, Marzo 21 de 2013.
  
Las delegaciones del Gobierno y las FARC-EP, informan que:
 
Continuamos avanzando en la discusión del primer punto de la Agenda y en la construcción de acuerdos sobre los temas de acceso y uso de la tierra, tierras improductivas, formalización de la propiedad, frontera agrícola y protección de zonas de reserva.
 
Dado este avance, las delegaciones le pidieron a la Oficina de la Organización de Naciones Unidas en Colombia y al Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional que inicien la preparación de un nuevo foro sobre el siguiente punto de la Agenda, Participación política, a realizarse a finales del próximo mes.
 
Las delegaciones invitan a todos los colombianos y organizaciones sociales a participar con sus propuestas sobre la agenda de los diálogos, a través de la Página Webwww.mesadeconversaciones.com.co o los formatos físicos que están siendo repartidos en gobernaciones y alcaldías de todo el país.
 
Reiteran su agradecimiento a los países garantes, Cuba y Noruega, por su eficaz apoyo.
 
Manifiestan su pésame por el fallecimiento del Presidente Hugo Chávez a la familia, pueblo y gobierno de Venezuela, país acompañante de este proceso.
 
Un nuevo ciclo de conversaciones se inicia el próximo 2 de abril.

En el quinto aniversario de nuestro Comandante en Jefe Manuel Marunda Vélez


Comandante Manuel Marulanda Vélez: Héroe Insurgente
de la Colombia de Bolívar
Por: Compañía Víctor Saavedra
Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano
Marzo de 2013




“Mi único amor siempre ha sido el de la patria;
mi única ambición, su libertad.
Los que me atribuyen otra cosa, no me conocen
ni me han conocido nunca”.
Simón Bolívar

El 26 de marzo se cumple el quinto aniversario de la partida a la eternidad de nuestro Comandante en Jefe Manuel Marulanda Vélez, hombre de grandes virtudes que en su paso por la vida, luchó incansablemente por los desposeídos. Y con la entereza que siempre lo caracterizó, fue artífice de las FARC, Ejército del Pueblo, con una estructura orgánica y jerárquica cimentada en los principios del Marxismo Leninismo. [Ver video]

El camarada Manuel fue forjador de cuadros y combatientes revolucionarios. Su obra, pensamiento y ejemplo nutren ideológicamente a todos los guerrilleros de las FARC-EP, el cual es expresado a través la lealtad, la voluntad de lucha, en la moral de combate, y en el comportamiento diario que nos caracteriza a los guerrilleros farianos.

La extraordinaria labor del camarada Manuel como maestro revolucionario será recordada por siempre y será un digno ejemplo para todos los que luchan por la justicia social. Con plena certeza que con el pasar del tiempo llegará el momento en que los enemigos de clase pasaran frente a su sublime imagen y reconocerán que fue un héroe nacional que dedicó 60 años de su vida luchando en defensa de los derechos de un pueblo ultrajado y reprimido violentamente por el régimen capitalista. Ya no será visto como el terrorista o el delincuente que el enemigo siempre quiso mostrar a través de propagandas difamadoras. Como reconocimiento nacional en las escuelas, colegios y universidades, existirán cátedras que hablen de su colosal obra política y el arte militar de guerra de guerrillas. Como ha ocurrido con grandes revolucionarios de la historia: Bolívar, el Che… Hombres que escribieron con sacrificio las páginas de la libertad y que en su momento también fueron señalados por los enemigos de clase como terroristas, bandoleros, delincuentes… por no enumerar más improperios con los que eran tratados.

Camaradas: hace 5 años la tristeza nos invadió el corazón por la sensible pérdida de nuestro Comandante en Jefe. Contrario a lo que dicen los mercenarios de la prensa, con orgullo revolucionario y guiados por el ejemplo, la enseñanza y voluntad de lucha que el camarada Manuel nos inculco, podemos decir que las FARC-EP estamos sólidamente unidos y firmes a nuestros principios ideológicos: y frente a todas las adversidades que se nos puedan presentar en el transcurso de la lucha, seguiremos adelante hasta conseguir una Colombia Nueva, próspera y en paz. Ese era el sueño más preciado del camarada y por el cual trabajo incansablemente. Por eso ante la pregunta, “¿Cuál es el sueño que usted quisiera ver realizado?”, efectuada por un periodista, el camarada Manuel respondió con firmeza: “ahí se lo estoy diciendo, la toma del poder. Con eso le digo todo, ese es el sueño que me he propuesto y que voy a seguir adelante y si yo no lo puedo hacer, ahí están los otros que siguen. Vea, ahí hay uno parado al pie mío, y él va a seguir pa’ arriba, y los otros van a seguir lo mismo; entonces ese es el sueño, ése es el más grande y es el mejor que nos hemos propuesto realizar”. 

El camarada Manuel, como brillante estratega político-militar de guerra de guerrillas, siempre contempló la materialización del sueño por la vía que fuese necesario. Ante la pregunta, “¿se puede decir que su lucha es para tomar el poder?”, el camarada responde dejando en claro el legado a seguir: “sí señor, la lucha es para tomar el poder, esa no es para que se quede por ahí en los escritos diciendo que queremos un cambio, que si no nos lo dan, o no sé qué... Se produce a través de las transformaciones políticas, o se tiene que producir a través de una insurrección popular apoyada por un movimiento guerrillero. Entonces la toma del poder definitivamente”. 

Hoy recordamos al camarada con alegría, sí, con alegría porque la utopía va andando por campos y ciudades adquiriendo cada día dimensiones insurreccionales, que nadie podar atajar porque cuando los gobiernos vulneran los derechos del pueblo, la insurrección es para el pueblo, o para una parte de él, el más sagrado de sus derechos y el más indispensable de sus deberes. Eso hizo el camarada Manuel, alzarse en armas en legítimo derecho contra la tiranía.
Después de varios años de guerra y persecución violenta desatada por los partidos tradicionales, en el año de 1964 el camarada Manuel tomó la sabia y heroica decisión junto a 47 marquetalianos de conformar un ejército guerrillero con un único propósito, luchar por el derrocamiento del régimen; a partir de ese momento las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC-EP, hacemos uso del derecho de rebelión, derecho de revolución o derecho a la resistencia que es un derecho reconocido a los pueblos frente a gobernantes ilegítimos o que, aun siendo “legítimos”, cometen actos despiadados contra el pueblo durante el ejercicio del poder. Por tanto este derecho permite la desobediencia civil y el uso de la fuerza con el fin de derrocarlos y reemplazarlos por gobiernos que posean legitimidad.

Partiendo de dichos principios, que son reconocidos por la declaración de los derechos humanos de las Naciones Unidas, y en honor al camarada Manuel, a sus 60 años de perseverancia en la lucha contra la tiranía colombiana, el 26 de Marzo lo hemos proclamado como el Día Universal del Derecho a la Rebelión Armada de los Pueblos: llamamos a todos los colombianos que anhelan una patria justa y soberana, a unirnos con fuerza y valor en una sola voz que retumbe por veredas y pueblos, llevando en alto la bandera de la paz y la justicia social para todos los colombianos.
¡Viva la memoria del camarada Manuel Marulanda Vélez!
¡Gloria eterna a todos nuestros mártires!
¡Contra el Imperialismo, Por la Patria! ¡Contra la Oligarquía, Por el pueblo¡
¡Somos FARC, Ejército del pueblo!

Compañía Víctor Saavedra Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano

Tanja Nijmeijer de las FARC-EP habla para Europa




“Se sorprenden que una europea este en las FARC, pero no dicen nada cuando USA se asocia con los criminales de guerra como Uribe”

Tanja: “Si la paz se firma seguiré en Colombia haciendo las tareas que se requieran”




“La comunidad europea debe aprovechar la crisis para reinventar un nuevo sistema más justo y equilibrado”

Por Eliécer Jiménez Julio,

Tanja Nijmeijer, la combatiente internacionalista holandesa que hace parte de las insurgentes FARC-EP en Colombia, también conocida como "Eillen" o "Alexandra" y quien desde hace mas de 11 años hace parte de la guerrilla más antigua del continente Americano, hoy en la Habana, Cuba haciendo parte de la comisión de paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que adelanta diálogos con el gobierno colombiano, nos concedió una entrevista para el medio de comunicación francés OULALA, http://www.oulala.info/, y para el sitio español http://www.tercerainformacion.es entrevistala cual reproducimos especialmente para VOZ.

Tanja, habituada a portar su fusil y el uniforme verde oliva, hoy en su nueva tarea en La Habana junto a sus compañeros de la delegación de paz de la FARC-EP donde todos hacen todo, nos ha concedió una entrevista en exclusiva para Europa, dándonos a conocer sus puntos de vista con relación a la crisis económica que vive el viejo continente, su futuro personal en caso de un acuerdo de paz en Colombia y el mensaje para las mujeres y la comunidad europea empobrecida.

Reproducimos textualmente sus palabras.

E.J.- Tanja, como europea que decidiste integrarte a la insurgencia colombiana de las FARC-EP has participado en dos facetas, primero actuando de guerrillera rasa combatiendo en las selvas y montañas colombianas y ahora como integrante del grupo de dialogo aquí en la Habana, que experiencia te ha dejado esto? Especialmente cuando los europeos piensan que es un problema que solo le atañe a los colombianos.

T. Creo que cualquier ciudadano del mundo tiene el derecho y el deber de expresar su solidaridad con la lucha de los pueblos. Los Estados Unidos de Norteamérica han tenido siempre un gran "solidaridad" de clase, incluso con los criminales de guerra como Álvaro Uribe, y esto, a nadie ha sorprendió. Hay que equilibrar la balanza con una verdadera solidaridad que no se puede expresar en dólares o con tecnología de punta, y es la solidaridad ética y moral con el sufrimiento de los demás.

E.J. - Cómo pueden los europeos contribuir a "salvar" estos diálogos de paz que se desarrollan y que tienen tantos enemigos?

T. -Durante los largos años del "Plan Patriota" los espacios en los medios de comunicación han estado completamente cerrados para nosotros. Ellos (el estado) nos han hecho la guerra por todos lados, no sólo con bombas, metrallas y balas, sino también a través de los medios de comunicación. Esta es una política de Estado de adoctrinamiento de masas y la gente poco a poco, muchos, especialmente en zonas urbanas, donde no tienen mucho contacto con nosotros, terminaron creyendo que nosotros los guerrilleros, somos terribles máquinas de guerra que estamos atacando y masacrando a la población civil, sin respetar a las personas y que actuamos por intereses personales y sin ideales, en suma nos ponen como una caricatura de terror con en el corazón de piedra.
En el fondo, los enemigos de los diálogos de paz son pocos, la gran mayoría de los colombianos estamos cansados ​​del conflicto y buscamos la paz, pero con justicia social. Los enemigos del diálogo son los que, de un modo u otro, toman y tienen un jugoso beneficio de la guerra. Tenemos que demostrar que aquellos que, como nosotros, buscamos la paz, somos mucho más numerosos, y que estamos en todos los espacios posibles. Yo creo que es importante realizar un proceso de sensibilización de esta situación y de toma de conciencia en Europa, dirigida en primer lugar, a una mejor comprensión de las causas de los conflictos y la lucha armada en Colombia, y en segundo lugar, una toma de conciencia que la paz en Colombia nos concierne a todos incluido los europeos.

E.J.-La Unión Europea aun mantiene el status de "organización terrorista" a las FARC-EP como lograr que esto se levante para facilitar el camino de paz en Colombia?

T.- A veces pienso que la memoria histórica del antiguo conteniente es una memoria RAM (volátil). Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis llamaban "terroristas" a los que tuvieron el valor de rebelarse contra ellos. De hecho, es realmente donde surge el uso moderno del término "terrorista". Las personas que como nosotros, luchamos contra la política (económica) dominante, siempre hemos sido estigmatizados, antes hablaban de los comunistas, de los rojos, de los mafiosos, de los matones, los calificativos no faltan. Y, en la mayoría de los casos, la historia se encargó de revelar las verdaderas intenciones detrás de estas campañas.
El solo hecho de que el gobierno colombiano haya venido a sentarse a La Habana, a interactuar y dialogar con nosotros no nos da acaso la evidencia de nuestra condición de organización política?
Un diálogo de esta naturaleza sólo es posible con una organización política con ideas y planes, una organización unificada luchando por un objetivo político común.
Está claro que la lista negra de organizaciones terroristas responden más a los estados económicos, geopolíticos y transnacionales (que son los que hoy detentan el poder real) que a las preocupaciones humanitarias por mantener la paz en el mundo. Es al pueblo organizado y consciente de la causa justa que les motiva a ejercer presión y adelantar gestiones, para asegurar ante sus líderes que este calificativo se levante y finalmente a estos los políticos obedecer el deseo de sus pueblos.

 
E.J. Los europeos en su gran mayoría piensan que el tema de la lucha armada ya son cosas del pasado y en especial cuando una europea se involucra en ello, que mensaje le das a estas personas que expresan esto?

T.- Dado el contexto europeo es muy difícil entender el conflicto en Colombia y la necesidad de la lucha armada. Es necesario entender que la clase política, la clase dominante, no es del mismo carácter en todos los países. En Colombia, el régimen ha estado excepcionalmente sangriento y cruel, desde su inicio contra la población. La época de la Violencia dio origen al nacimiento de los grupos de autodefensas campesinas (hoy FARC), por ejemplo, las constantes ejecuciones y aun actuales asesinatos de los líderes políticos de izquierda o demócratas, o el genocidio político de más de 5000 miembros de la Unión Patriótica En los años 80, etc ...han sido y son una crueldad del estado.
Las FARC son una organización política nacida de estos grupos de autodefensa campesinas, que no tenían otra opción que tomar las armas para proteger sus vidas y la dignidad. Este es el primer punto de nuestra plataforma de lucha: una solución política al grave conflicto que vive el país. Los fusiles son nuestra garantía para salvaguardar nuestras vidas, pero tan pronto como nos confirmen la existencia de garantías reales para nuestra participación política, económica y social, esas armas pierden o perderán su función.
Y en cuanto a mi participación en esta lucha, es bastante sorprendente que la masiva participación de los EE.UU. en esta guerra no despierta muchos juicios de los medios de comunicación, pero si están tan preocupados por el hecho de que pocos internacionalistas han decidido tomar partido por y a favor de la gente del común en cualquier rincón del mundo, contra la agresión de las fuerzas dominantes. Porque no soy la única, ni en las FARC, ni en el mundo. Para mí es un deber moral esto, y lo que no es normal es sentarse y no hacer nada.

E.J- Cual es realmente tu labor en la comisión de paz de las FARC-EP en la Habana?

T.- Curiosamente, nunca se hace esta pregunta a otro miembro de la Delegación de Paz. Somos un equipo realmente demasiado pequeño para realizar todas las funciones de un titular de una misión como la nuestra. Por lo tanto, todos tenemos un poco de todo, las funciones son muy diversas y variadas, desde las discusiones de las conversaciones en la mesa, a las tareas técnicas. Todos ofrecemos absolutamente todas las ideas, dirigidas a encontrar el camino de la paz con justicia social.

E.J.- En el caso de tener que volver a la lucha en las montañas de Colombia, esta experiencia te cambiaría tu forma de actuar y de ser ? Y siendo así, ¿qué cambiaría?

T.- Para mí, por paradójico que pueda parecer, no hay mucha diferencia entre el combate físico en la selva y el proceso de diálogos en La Habana. Nosotros, los guerrilleros, recibimos una formación político - militar, en nuestra vida diaria siempre hay dos facetas. Hay una canción de las FARC, que dice: "Con fusil o sin fusil / como ellos quieran, luchamos / nosotros somos capaces de hablar o combatir". Y así, en el debate político y la lucha allí, emboscadas a ambos lados, hay francotiradores, granadas que caen a veces cerca, y usted debe actuar rápidamente para evitar ser herido.


E.J.- Que visión tienes de la crisis social, económica y política que vive Europa?

T.-La crisis era inevitable. Es la evolución de un sistema que ya está en el cadalso, condenado a una muerte segura, y que todos deberíamos ser conscientes antes de que sea demasiado tarde. Esta es una oportunidad para que el pueblo europeo reinvente una sociedad más justa y equitativa. Yo sé que los más pobres de Europa son los que pagan los platos rotos, pero son la mayoría, y son ellos los que - si es que se puede entender, no son diferentes a los pueblos del mal llamado Tercer Mundo, sobre sus espaldas viven desde hace mucho tiempo otros y esto se puede cambiar, cambiando el sistema.

E.J.- Cual es la salida a esta crisis? que mensaje le envías a todas las organizaciones , dirigentes y pueblo en general comprometido en la lucha por mejorar el sistema de vida en Europa?

T.-Que ellos nunca se dejen absorber o alienar por el sistema. Ustedes (pueblo europeo) son parte de este gran grupo llamado los ciudadanos del mundo, y nosotros tenemos que luchar todos juntos. La crisis no puede ni debe ser resuelta por las políticas expansivas que tienden a mejorar en forma transitoria el nivel de vida de la población de un país o continente, eso depende del pillaje, saqueo y sumisión de los demás. La única solución duradera es la introducción de otro sistema basado en la solidaridad y la igualdad de condiciones de vida para todos los pueblos.

E.J.-De llegarse a un feliz término en los diálogos de la Habana, donde te ubicas, en Colombia haciendo política legal? o regresando a Europa a hacer política? o vivir tranquilamente en tu país y olvidarte de toda la historia que estás haciendo en Colombia?

T.-En realidad, esto no es mi decisión. Yo creo que si firmamos un acuerdo de paz, si conseguimos algunas garantías reales para implementar la acción política, el verdadero trabajo comienza para nosotros como un movimiento político. Y voy a estar ahí, disponible para cualquier tarea que se requiera. Mi compromiso es con el pueblo colombiano y es incondicional y por tiempo indefinido.

E.J.-Que mensaje le das a las mujeres europeas que luchan en ese continente?
T.-Adelante, ¡¡…vale la pena. Usted no están solas, les apoyamos y admiramos su valentía y sus esfuerzos. Las mujeres tienen mucho que aportar y ganar en todos los niveles de la lucha de los pueblos. Siempre estoy feliz cuando veo en el mundo, tantas mujeres combativas, decididas que se atreven a romper los esquemas. Pero la lucha no es contra los hombres, si no con ellos, en igualdad de condiciones, en el mismo estatus. Siempre he querido estar a la altura de estas mujeres valientes que me causan gran admiración y me da la fuerza para seguir luchando como Policarpa Salavarrieta, Manuelita Sáenz, María Cano, Olga Benario, las numerosas resistentes de la II Guerra mundial, las internacionalistas de la Guerra Civil Española, todas las guerrilleras de las FARC, y muchos otras ...

E.J.-Algo que desees expresar al pueblo colombiano y al mundo en general?

T.-Con la crisis mundial que se extiende a toda la humanidad, nos enfrentamos a una amenaza grave e inminente. El capitalismo está en decadencia y en declive, una bestia herida de muerte es muy peligrosa y la única forma es enfrentarla todos juntos para darle el golpe de gracia. Hace casi dos siglos Simón Bolívar dijo: "Unidos seremos invencibles y mereceremos respeto, aislados y divididos, pereceremos."!. Ya entonces él , se había dado cuenta que para hoy eso era una necesidad urgente.

Texto y versión original en francés sobre el sitio, http://www.oulala.info/2013/03/tanja-nijmeijer-des-farc-ep-sadresse-a-leurope/